Las directrices energéticas de Galicia apuestan por la eficiencia y las renovables

Las Directrices Energéticas de Galicia 2020 se han hecho públicas esta mañana en Santiago. Hacen una decidida apuesta por la eficiencia energética y las energías renovables.

Buscan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, apostar en la lucha contra el cambio climático e impulsar la llamada economía verde. Para ello, se quiere conseguir unos costes energéticos más reducidos, mejorar la calidad en el suministro y hacer más competitivas a las empresas gallegas.

Se han agrupado en siete ámbitos:

  • impulsar las renovables 
  • mejorar la eficiencia energética 
  • incentivar la movilidad sostenible 
  • rebajar la dependencia energética 
  • mejorar la calidad del suministro 
  • apostar por la innovación 
  • mejorar la información de los consumidores. 

En el campo de las energías renovables, se prevé una inversión de 1.300 millones hasta 2020 y la instalación de más de 1.200MW. De ellos, 1.000MW destinados a producir energía eléctrica a través de eólica, hidráulica, biomasa y solar fotovoltaica. Los otros 200MW destinados a energía térmica, a través de biomasa, solar térmica, geotermia y aerotermia.

En cuanto a eficiencia energética, el objetivo es ahorrar 150 M € al año con diferentes iniciativas como el desarrollo de ecobarrios, planes de ahorro en la Administración y ayudas para ahorro energético en viviendas y empresas.

Sobre movilidad sostenible, se quiere impulsar la renovación de vehículos y extender el uso del vehículo eléctrico en movilidad urbana. También impulsar la implantación del gas como combustible para transporte pesado, terrestre y marítimo.

Además, se busca incrementar la población con acceso a gas natural, desde el 67% actual hasta un 82% de la población. Además prevé el diseño y construcción de las infraestructuras del hub de GNL en Ferrolterra; modernización de instalaciones de suministro eléctrico y una mayor competencia en el sector de los hidrocarburos. 



Las directrices energéticas de Galicia fueron presentadas esta mañana por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. Movilizarán una inversión de más de 3.000 M €.

El presidente presumió de alcanzar los objetivos europeos en materia energética de 2020. El objetivo de consumo de energía final de origen renovable es del 20% y en Galicia es ya del 38%.

Los nuevos objetivos marcados para 2020 serán:

  • reducir el 4% de la energía total consumida en Galicia. 
  • entre el 85% y el 90% de la energía eléctrica procedente de las renovables. 
  • el 34% del consumo en calefacción y refrigeración procedente de energías renovables. 
  • el 35% del consumo de combustible para uso térmico procedente de la biomasa. 
  • reducción de las emisiones de CO2 en 4 millones de toneladas.