Campaña de FEGAFÓN a favor de los Registros de Empresas y de Instalaciones de Fontanería

La Federación Gallega de Entidades Empresariales de Instalaciones y Mantenimientos (FEGAFÓN) y la Asociación Provincial de A Coruña (AGASCA) han iniciado una campaña pública a favor del Registro de Empresas y Autónomos Instaladores de Fontanería y del Registro de Instalaciones de Fontanería, ambos voluntarios.

La desregulación de la fontanería se inicia en España en 2006 con la Directiva 123, que se convertiría en realidad con las Leyes 17/2009 y 25/2009 y que se materializa en Galicia con la publicación del Decreto 51/2011. Aproximadamente la mitad de las autonomías mantienen la regulación existente hasta la fecha.

Esta desregulación, según mantiene FEGAFÓN, genera un enorme aumento de la economía sumergida, descontrol desde las administraciones y en definitiva un perjuicio para los ciudadanos, que carecen de un registro oficial de profesionales, lo que aumenta el número de quejas y reclamaciones. Además, las empresas gallegas quedan en desventaja en las autonomías que mantienen la anterior regulación.

Por ello, en los últimos años, desde FEGAFÓN y AGASCA se intenta revertir la situación, y se desarrollan otras estrategias paralelas y alternativas, en materia de fontanería y en el resto de las actividades del colectivo. En lo relativo al agua, en 2017 se desarrolla la Marca de Garantía de Calidad “QFEGAFÓN agua” con la colaboración de la Consellería de Industria, y en 2018 se presenta una AGENDA a dicha Consellería en cuyo contenido figuran el Registro de Empresas y Autónomos Instaladores de Fontanería y el Registro de Instalaciones de Fontanería

El Decreto por el que se crean esos Registros ha sido consensuado entre la Dirección Xeral de Energía e Minas y FEGAFÓN, tras casi un año de intenso trabajo de ambas partes. Es un Decreto que impide, por los requisitos que establece para poder registrarse, que puedan hacerlo personas que no sean verdaderos profesionales. En el Decreto también se establece para las personas registradas la exigencia de efectuar la inscripción de las instalaciones de fontanería que realicen.

Por último, el Decreto también contribuye a poner en valor la Marca de Garantía de Calidad “QFEGAFÓN agua” y reconoce la profesionalidad de los carnets de fontanería existentes con anterioridad a la fecha en que se produjo la desregulación de la fontanería.

Desde FEGAFÓN y AGASCA han realizado un comunicado a favor del Registro, considerándolo sumamente interesante y positivo, tanto para las Asociaciones del sector como para los ciudadanos, particulares y empresas, y para la propia Administración. Siendo voluntario, tiene una clara vocación de buscar la diferenciación en calidad de servicio de los autónomos y empresas instaladoras de fontanería que decidan registrarse.

También comunican que, independientemente de la implantación del Registro, la Confederación Nacional CONAIF sigue el objetivo de que el Gobierno Central establezca otras medidas regulatorias.

Comentarios

Publicar un comentario