APYDE: historia de la distribución de la energía eléctrica en Galicia

APYDE, la Asociación de Productores y Distribuidores de Energía Eléctrica de Galicia, es una entidad sin ánimo de lucro que nace hace 40 años, pero cuyas raíces históricas surgen en el tramo final del siglo XIX, cuando algunos de sus actuales asociados comenzaban su actividad.

Escribir acerca de los orígenes de APYDE y sus asociados es, en gran medida, emprender un viaje a través de la historia de la energía eléctrica, y su expansión por la geografía gallega, y en particular por su rural.

En la década de 1890-1900 en los periódicos la protagonista de las noticias era la Guerra de Cuba o la emigración que vaciaba el territorio. Mientras eso ocurría, y de manera simultánea en varios municipios gallegos, gentes apasionadas por la tecnología o visionarios que atisbaban que el desarrollo económico que generaría empleo vendría de la mano de la electrificación, comienzan la construcción de los primeros “saltos” hidráulicos, y con ello el suministro de energía eléctrica a villas y poblaciones de zonas rurales, anticipándose, incluso, a su aparición en urbes de mayor tamaño como Vigo o A Coruña.

Eran épocas donde la generación y la distribución de energía eléctrica iban de la mano, pues la misma empresa que generaba electricidad se encargaba de construir las redes eléctricas, contribuyendo, de este modo, a la modernización del territorio y a mejorar la calidad de vida de sus vecinos. En el ámbito doméstico surgen los primeros alumbrados públicos alimentados por electricidad, y, paralelamente, se desarrollan acometidas eléctricas a industrias locales de transformación primaria (fábricas de harina, aserraderos, etc).

Casi un siglo más tarde, en 1979, un total de 21 de esas pequeñas empresas se asocian y nace APYDE. En el seno de la Asociación seguía latente su visión por la modernidad y el enraizamiento de su actividad en poblaciones alejadas de las áreas de gran concentración urbana. Prueba de lo anterior es que, pocos años después de su fundación, alguno de los asociados de APYDE levanta el primer ”molino” eólico en Galicia.

APYDE en la actualidad. Impacto socio económico de las distribuidoras de energía.

En los 40 años que han transcurrido desde su creación hasta nuestros días, la Asociación ha tenido una actividad muy intensa debido a los numerosos y complejos cambios legislativos con los que se ha ido regulando el Sector Eléctrico; y en especial los ocurridos a finales de los años 90 y principios de 2000, que derivaron en la segregación obligatoria de las actividades de generación, transporte, distribución y comercialización

Dentro la actividad de la Asociación siempre ha estado presente defender que los distribuidores de energía locales, en un mercado tan singular como el rural gallego afectado por la dispersión de población, son un actor socio-económico clave con necesidades diferenciales a los que operan en grandes urbes.

En la actualidad la Asociación aglutina sólo a empresas distribuidoras locales, un número total de 28 que supone el 80% del total de las existentes en Galicia, y que conservan sus características históricas, esto es:

  • Dar suministro eléctrico a los habitantes e industrias de villas, poblaciones y zonas rurales que se extienden por 26 de las 53 comarcas gallegas (50%), en 90 municipios de las 4 provincias gallegas, a través de más de 5500 km. de sus redes de alta y baja tensión.
  • Seguir creciendo. Los asociados ya suministran energía a un conjunto de población cercana a los 400.000 habitantes (áreas urbanas+dispersas)
  • Invertir en la mejora continua de sus redes de distribución de energía, a fin de garantizar una calidad de suministro a clientes con estándares similares a los de una población urbana, rebajando a mínimos históricos los cortes de suministro.
  • Fijar sus centros operativos en las zonas donde realiza el suministro; creando empleo de calidad y estable. Los asociados de APYDE generan casi 150 empleos directos y más de 600 indirectos.
  • Colaborar en evitar la despoblación del territorio, al atender a un segmento poblacional singular de Galicia. De los 350 mil habitantes que viven en Entidades Singulares de Población cerca de 200.000 habitantes reciben energía de asociados de APYDE.

Futuro de la distribución. Transición ecológica y Redes inteligentes.

Si a finales del siglo XIX la modernización supuso comenzar con la electrificación del territorio; en este siglo XXI, la clave de futuro estará en el aumento inteligente de la electrificación para favorecer la transición energética y poder alcanzar el objetivo de la descarbonización global de la economía

La Asociación afronta este cambio de paradigma, hacia las redes inteligentes, desde el conocimiento profundo que tiene cada asociado de los territorios en los que operan sus redes y su digitalización. Algo que facilitará por un lado, el acceso de puntos de generación distribuida basada en energías renovables; y que favorecerá atender, por otro, nuevas demandas y en especial la derivada del aumento exponencial que se producirá de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Un compromiso firme, el de APYDE, con el equilibrio entre el desarrollo y el respeto al entorno.

Reportaje publicado en el Nº 23 de Dínamo Técnica, correspondiente al mes de noviembre de 2019.

Comentarios