Vigo se postula ante la UE para albergar una planta de baterías


El vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Clima y Energía, Maros Sfecovic, principal responsable de la Europe Batteries Alliance, ha mantenido este 11 de noviembre una reunión telemática con representantes políticos de Vigo. Participaron el alcalde de la ciudad, Abel Caballero, el delegado de Zona Franca, David Regades y la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva. En ella se han abordado las posibilidades para albergar una planta de baterías en el área de influencia de Vigo.

Maros Sfecovic, habló de la fabricación de baterías como factor clave para abastecer la creciente demanda de vehículos eléctricos y de la necesidad urgente de que Europa produzca baterías sostenibles respetando la normativa medioambiental y reduzca su dependencia de Asia.

La Unión Europea aspira a disponer a partir de 2025 de un mercado de baterías de 250.000 millones de euros para lo que será necesario instalar de 10 a 20 gigafábricas entre 2023 y 2025. El Ejecutivo comunitario aprobó, en diciembre del pasado año, un paquete de ayudas de Estado de 3.200 millones de euros.

Desde Zona Franca se expusieron las ventajas que tiene la propuesta de Vigo, por contar con total respaldo institucional y de la implantación de la planta de baterías en terrenos de la PLISAN, lindantes con la frontera con Portugal y perfectamente comunicados por carretera, ferrocarril y líneas marítimas.

Entre las ventajas competitivas destacaron tener una mano de obra muy cualificada y un clúster de empresas del sector de la automoción que apuesta fuertemente por el I+D.

Los dirigentes expusieron una estrategia similar a la que en su día se diseñó en España para crear tres zonas francas, una en el arco mediterráneo, otra en el Atlántico y otra en el Sur. De este modo, proponen que una planta de baterías se instale en Barcelona, tal y como ya se ha anunciado en las instalaciones de la antigua Nissan; otra en Extremadura, para aprovechar la sinergia de la extracción de litio en sus tierras y otra en Vigo, por contar con ventajas para el transporte marítimo y por ser el centro de producción de automóviles del noroeste peninsular. Durante el último año, de un total de 2.772.523 vehículos fabricados en España, aproximadamente 500.000 lo hicieron en la planta de Vigo del Grupo PSA.

Cada una de las plantas tendría una producción aproximada de 200.000 baterías de ion-litio con las que se podría conseguir la plena autonomía nacional, que se estima en 600.000 unidades para la siguiente década.


Comentarios