Incertidumbres energéticas post Covid 19


La pandemia extiende sus efectos a todos los ámbitos de la economía, y del sector productivo, y evidentemente el sector energético no permanece ajeno. El Covid ha provocado cambios drásticos en este ámbito, tanto por la modificación de las condiciones de consumo como en la supuesta recuperación que vendrá después.

Durante estos últimos meses hemos visto una reducción global del consumo de energía provocada por la caída de las ventas de carburantes, disminución de la demanda eléctrica y la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, con las consecuencias favorables para el medio ambiente. Otras consecuencias han sido las modificaciones en los ámbitos de consumo, por ejemplo el cambio de las curvas de carga eléctrica, y la sustitución de consumos en los centros de trabajo y establecimientos públicos por el consumo en nuestras viviendas provocada por la hibernación de la economía. En otros campos está el freno del esfuerzo en I+D o inversión en vehículo eléctrico, con ambiciosos objetivos para final de 2020 que difícilmente se alcanzarán.

La otra dimensión es el futuro a largo plazo. La Comisión Europea y el Gobierno de España han establecido las líneas estratégicas para conseguir la recuperación económica, siendo la I+D+i en el sector energético una de las principales líneas de actuación, no obstante esto tendrá que confirmarse porque los efectos del Covid 19 son imprevisibles, y desconocemos cuál será el nivel real de inversión en este momento.

Las administraciones tienen entre sus prioridades la apuesta por una generación eléctrica limpia, disminución de combustibles fósiles y por la eficiencia energética, pero son actuaciones a largo plazo que implican un gran esfuerzo inversor; es un proceso a largo plazo que se verá condicionado si la salida de esta Crisis no es firme; si los rebrotes son continuos durante años, no podremos disponer de estos fondos y seguiremos centrando el gasto público en el virus y evitar sus consecuencias a corto plazo.


Editorial de Femando Blanco Silva, director de la revista Dínamo Técnica, publicado en el Nº 25 de enero de 2021.

Comentarios