Las últimas ayudas del INEGA a la eficiencia energética permitirán un ahorro de 2,7 millones de euros

El INEGA (Instituto Enerxético de Galicia) mantiene dos líneas de ayudas vinculadas a la mejora de la sostenibilidad y ahorro de energía. Por un lado, las empresas y autónomos se pueden beneficiar de las subvenciones para la eficiencia energética en la industria y servicios. Por otro, además de empresas y autónomos, también los particulares pueden solicitar ayudas para la adquisición de vehículos sostenibles. Entre estas dos opciones, los beneficiarios podrán economizar hasta casi 2,7 millones de euros.

La primera de las subvenciones permitirá un ahorro anual de 2,5 millones de euros en la factura eléctrica de las industrias y servicios. Desde la Dirección General de Energía y Minas calculan llegar a cien beneficiarios gracias a una inversión autonómica de 3,5 millones de euros. Con esta cantidad, el INEGA quiere mejorar la competitividad de los solicitantes gracias a la reducción de la factura de energía, además de promover la mejora de la tecnología. Esta subvención se puede solicitar hasta el 20 de febrero.

Esta línea está dirigida a empresas y autónomos del sector industrial y de servicios. Incluyen en las bases a empresas de servicios energéticos para el desarrollo de auditorías, la implantación de sistemas de gestión y ahorro y eficiencia energética.

La cuantía de la ayuda será del 35% en el caso de las grandes empresas, del 45% para las medianas y del 50% en el caso de las pequeñas compañías. Los solicitantes deben presentar un único proyecto conuna cuantía mínima de 10.000 €. Con esta orden, el Gobierno autonómico espera reducir las emisiones de CO2 anual en 8.600 toneladas y generar alrededor de 120 puestos de trabajo.

Al día siguiente de que finalice el plazo de esta subvención, se abre (21 de febrero) la convocatoria dirigida a la movilidad eficiente para las empresas y la ciudadanía en general. Dentro del Plan de Movilidad Eficiente, la Xunta apuesta por la renovación de los turismos y furgonetas con una serie de ayudas dirigidas a particulares, autónomos y empresas. Estas peticiones deberán ser tramitadas a través de las entidades colaboradoras –que se pueden adherir a lo largo de la vigencia del plan-.

La cuantía a la que se puede acceder depende del volumen de emisiones del vehículo:

  1. Desde los 2.000€, con 1.000€ repartidos equitativamente entre Xunta y Concesionarios
  2. Hasta los 2.500€, 1.500€ de la Administración y 1.000€ de los puntos de venta

El requisito principal para participar en este programa será poseer un coche con más de una década de antigüedad, o cinco años en el caso de las furgonetas, propiedad del solicitante o de un familiar en primer grado.

El nuevo vehículo adquirido deberá respetar las siguientes condiciones:
  1. Contar con un precio inferior a los 40.000€
  2. Emitir un máximo de 120 gramos CO2/Kilómetro en el caso de turismos y furgonetas de hasta 2.500 kilos. Para el resto de furgonetas, 185 gramos CO2/Kilómetro
  3. Los particulares podrán adquirir un único coche con esta ayuda y las empresas hasta diez.

Este plan contará con un presupuesto de 700.000€, con los que se favorecerá una renovación de vehículos que movilizarán 12 millones de euros, además de crear un centenar de puestos de trabajo. Los usuarios ahorrarán hasta 190.000 € anuales y se reducirá hasta 425 toneladas las emisiones de CO2.

Estas ayudas se concederán en concurrencia no competitiva, estableciendo prioridad para los que primero presenten su petición.

Comentarios