Endesa diseña un Plan Futur-e tras el cierre de la central de As Pontes

Aunque esperado, el anuncio de cierre de la central  térmica de As Pontes, realizado por Endesa el pasado 27 de diciembre, ha causado enorme conmoción en la comarca y en toda Galicia en general. La empresa se ha comprometido ha garantizar el puesto de trabajo de los 174 empleados de la central. Respecto a las empresas auxiliares, Endesa priorizará la contratación de éstas y de sus trabajadores  para acometer los trabajos de desmantelamiento de la planta, así como en el desarrollo de las nuevas instalaciones renovables que se propone llevar a cabo en las zona.

Para el desmantelamiento de las instalaciones de la central de As Pontes, con cuatro grupos de generación, se estima una duración de 4 años, tras la ejecución de las tareas previas. Se estima que generará unos 130 empleos directos con puntas de trabajo de hasta 200 personas.

El plan Futur-e diseñado por la empresa incluye elevadas inversiones en proyectos de energías renovables. Endesa se propone desarrollar hasta 1.505 MW de nueva capacidad eólica en Galicia entre 2020 y 2026, con una inversión estimada de 1.581 millones de euros y una generación de más de 1.250 empleos de media anual durante los 6 años de la fase de construcción y 125 para la de operación y mantenimiento durante los siguientes 25 años. Ya está confirmada la conexión de 165 MW, con una inversión estimada de 173 millones de euros. Los últimos parques eólicos conectados han sido Paradela, Serra das Penas y reformado de Pena Ventosa, todos en la provincia de Lugo.

También se buscarán alternativas empresariales a las instalaciones actuales. Mediante un concurso internacional de ideas y proyectos para que empresas, instituciones y otros agentes públicos y privados puedan presentar alternativas viables de proyectos de inversión y creación de empleo. Ya está en marcha un programa similar para la central de Compostilla, en León.

Comentarios