Edigal. Ciudades con alma. El mobiliario urbano como elemento diferenciador


Dice Yuval Noah Harai que “por primera vez en la historia, no sabemos cómo será el mundo en los próximos 25 años”. Tal vez sea cierto que no lo sabremos pero sí podemos asentar las bases de las ciudades que queremos para las próximas generaciones.

Sobre esta premisa trabaja Edigal desde hace más de 25 años: dotar a las ciudades de un carisma propio, o lo que es lo mismo, diseñar su alma a través del diseño industrial.

Pero este acometido no sería posible sin tres factores sobre los que Edigal articula el diseño de cada pieza de mobiliario urbano: una sociedad cambiante donde diferentes factores inciden en la percepción humana de su entorno (recogidos en la llamada PSICOLOGÍA AMBIENTAL); el ecodiseño sostenible; y la tecnología integradora de nuevas soluciones aplicadas al mobiliario urbano como pueden ser IoT, BIG DATA o la sensorización. Un trinomio para trazar un nuevo concepto de ciudad: las smart cities.

A veces, cuando pensamos en ciudades del futuro, visualizamos coches voladores y robots conviviendo con los humanos. Más allá de esta idealización cinematográfica, las ciudades deberán estar más que nunca en consonancia con su identidad. Forjar una identidad para unir, más que nunca, pasado con futuro.

Para ello no podemos olvidarnos del papel de las personas como epicentro de la transformación urbanística, pero sin dejar de reflejar sus raíces para dotarlo de una personalidad única que la defina y diferencie de otras ciudades similares y las convierta en un destino de interés turístico.

Los nuevos espacios y el mobiliario urbano deben ser creados para una mayor interactuación con el ciudadano. Un banco, por ejemplo, ya no es solo para sentarse. Ahora adquiere mayor protagonismo en su relación con las personas: para leer, para descansar, para recargar dispositivos electrónicos o para trabajar con una conexión wifi.

Para que una ciudad refuerce su identidad y a la vez esté orientada hacia las personas, debe articularse bajo proyectos urbanísticos eficientes, sostenibles y que perduren en el tiempo. Ayuntamientos como el de Vigo, Pontevedra, Ponte Caldelas, Badajoz o Aranjuez ya se han sumado a esta corriente urbanística creando y recuperando espacios intergeneracionales, destinados al disfrute de las personas e integrados en la personalidad de su ciudad. Obras donde Edigal ha participado con sus nuevas piezas de mobiliario urbano.  

¿Qué aporta Edigal a las ciudades con alma?


Edigal ha desarrollado una nueva línea de piezas de mobiliario urbano alineado con todas estas premisas descritas. Pero sin duda, abandera la filosofía del Ecodesign, respetuoso con el medio ambiente y que no contamine. Piezas realizadas con materiales reciclables y renovables, para crear productos de alta calidad que se adapten al estilo de vida del entorno. Productos con mayor sensibilidad hacia las necesidades especiales de las personas, creando mobiliario accesible e integrador. Edigal al ser una empresa 100% gallega, afianza su compromiso con la economía de proximidad, poniendo en valor a fabricantes locales y pactando precios justos. Garantizando así la trazabilidad y transparencia de todos sus productos.

Las ciudades serán inteligentes, pero las personas seguirán siendo humanas


Una de las características principales de los produc- tos Edigal es su flexibilidad que permite casi una configuración a medida del cliente. Esto favorece que cada diseño se adapte a las nuevas tecnologías y permita la integración de plataformas TIC en las ciudades inteligentes. Puntos wifi, pantallas táctiles, aplicaciones móviles y plataformas IoT, sensorización, geoposicionamiento, placas de autoabastecimiento, información en tiempo real, reconocimiento facial, telegestión... y todo con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los residentes y dar nuevos servicios, pero siempre desde una perspectiva tecnológicamente responsable.

Generando una cultura de diseño sostenible


Sin saber lo que nos depara el futuro, en Edigal ya lo tienen muy presente y por ello trabajan en soluciones a medida integrando diseño e innovación en su línea de productos. El bolardo solar Girasol es buen ejemplo de ello: sostenible, respetuoso con el medio ambiente, ecológico, realizado en materiales reciclables, funcional, integrador y con varias tomas usb para la recarga de dispositivos electrónicos.

Reportaje sobre Edigal publicado en el número 24 de la revista Dínamo Técnica, marzo 2020.

Comentarios